LA TERAPIA DEL COLOR>

 

El hermoso color anaranjado de las lámparas de cristal de sal es utilizado en la terapia del color ya que representa al corazón, la calidez y el confort.

Mientras que la luz blanca refuerza la concentración y ayuda en la claridad de ideas, la luz naranja estimula la creatividad y posee efectos dinamizantes y relajantes sobre los seres humanos.

Esta lámpara de cristal de sal crea a su alrededor una atmósfera tenue y apacible, y logra un ambiente agradable y natural que resulta beneficioso sobre nuestro estado físico y afectivo.

En Europa, los Bioenergoterapistas y Homeópatas recomiendan las lámparas de cristal de sal para asistir al tratamiento de muchas enfermedades. Después de 15 minutos de encendido, una lámpara con un peso de 4 a 5 kilos, en un radio de 6 metros a la redonda, compensa los iones positivos, eliminando las sensaciones de pesadez que generan dolor de cabeza. Por ello, es útil en la casa y oficina, ya que influye positivamente sobre la salud de quienes trabajan en su entorno.

Los cristales no-iluminados (fríos) trabajan como mini ionizadores. No obstante, las lámparas de cristales de sal que están iluminadas desde adentro (calientes) emiten un número más alto de iones. Mientras que la mayoría de los ionizadores en el mercado actual son máquinas hechas por el hombre, las lámparas de cristal de sal son la alternativa de la Madre Naturaleza.