LOS IONES>

 

¿QUE SON?

 

 

La energía eléctrica está compuesta de iones positivos (+) y negativos (-). El término negativo no significa que sean "malos", sino que poseen esa polaridad. Un ion negativo es una molécula electrónicamente cargada compuesta de oxígeno. Un ion positivo en el aire es una molécula que ha perdido sus electrones con el proceso de la contaminación atmosférica. Está demostrado mediante estudios que los iones negativos son muy importantes y beneficiosos para nuestra salud.

 

 

 

 

EQUILIBRIO IÓNICO:

Nuestra salud física y mental esta influenciada entre otras cosas, por la correcta ionización del ambiente en que vivimos. Hoy existen más fuentes de iones positivos que en el pasado, creando un desequilibrio eléctrico. Para comprender esto, basta con pensar en cuánto cambian nuestros sentimientos en un clima de montaña o en medio de un pinar, lugares donde se concentra una gran cantidad de iones negativos. Las variadas actividades humanas y las aplicaciones eléctricas producen los iones positivos que son la razón del deterioro de nuestro bienestar físico y emocional, como por ejemplo: descarga de voltaje en redes, la calefacción y los sistemas de enfriamiento, TV, radios, transmisores, sistemas del radar, computadoras, extractores, teléfonos celulares y humo de cigarrillo.

Los iones negativos son ventajosos y tienen las siguientes cualidades: producen mejorías en alergias, dolores de cabeza y jaqueca, reducen la severidad de los ataques de asma, pueden realzar el sistema inmune, aumentar la productividad en el trabajo, fortalecer la concentración, aumentar la capacidad pulmonar, y reducir la susceptibilidad a la gripe.

 

 

 

EL AIRE, NUESTRO PRINCIPAL ALIMENTO:
La calidad del aire que respiramos es esencial para nuestra salud y bienestar. No solo nos mantiene vivos, sino que también nos permite pensar más claramente, aprovechar mejor las horas de sueño y mejorar nuestra salud. Los estudios demuestran que recibimos el 56% de nuestra energía del aire que respiramos, esto es más que la energía del agua y del alimento combinadas. La intoxicación debida al excesivo numero de iones positivos en el aire puede considerarse como causa de debilidad, ansiedad, depresión, insomnio y enfermedades del sistema respiratorio que muchos sufrimos.

 

LOS IONES EN LA NATURALEZA:
Estudios científicos demuestran que las lámparas de cristal de sal pueden aumentar la cuenta de iones negativos hasta en un 300%. En la naturaleza, los iones negativos se crean por medio del viento, de la luz solar, de la resaca de las cascadas, de las tempestades y de la lluvia. En el aire fresco encontramos hasta 4.000 iones negativos por centímetro cúbico (el tamaño de un cubo de azúcar), mientras que cerca de una cascada pueden ser encontrados hasta 10.000 iones negativos. Como contraparte, está calculado que el numero de iones negativos en ciudades capitales importantes no alcanza los 100 por centímetro cúbico.